¿Qué es mejor para tu farmacia, un monitor o una pantalla LED?

Todo local que está de cara al público en uno u otro sentido necesita de algún reclamo publicitario para dar presencia de su actividad o bien para promocionar sus productos en oferta o servicio. La cartelería impresa hasta hace unos años era la apuesta más solvente y técnicamente más viable. Con el paso de los años y la democratización de la tecnología los soportes televisivos han devenido por precio como por espacio mucho más asequibles a estos fines, además de mucho más ecológicos.

De este modo con poco espacio y una inversión no muy sustancial, conseguimos dos objetivos básicos: Tener un único espacio dedicado a publicitar nuestra farmacia y sus productos, sin restar metros de lineal de exposición de producto y poder tener una publicidad continua y adaptable a nuestras necesidades de una forma casi inmediata.

¿Qué es mejor para tu farmacia, un monitor o una pantalla LED? from IWELL FARMA on Vimeo.

A día de hoy, son dos los principales soportes más idóneos para las farmacias. Por un lado, las pantallas LED y por el otro lado, los monitores. Y ahora viene la pregunta que todos nos hacemos; ¿Cuál es el mejor soporte para mi farmacia, la pantalla LED o el monitor? Para responder a esta pregunta primero hemos de entender que es cada uno de ellos.

Un monitor en pocas palabras y de manera directa es lo que tenemos en casa, un televisor de pantalla plana, pero con la gran diferencia que los que se instalan en oficina de farmacia son profesionales y están testados para estar muchas horas seguidas encendidos. Esto supone que cualquier televisor no es válido para este fin pues los componentes de los que están hechos están testados para estos fines evitando sobrecalentamientos y así impedir que fallen a los pocos meses de estar instalados.

La pantalla LED es la tecnología que mediante ingeniería electrónica permite que cientos de miles de bombillas muy pequeñas adopten todos los colores del espectro visual y así conformar imágenes, al ser un soporte principalmente profesional, sus materiales de construcción respetan los cánones establecidos para los monitores profesionales.

Una vez sabido todo esto, ¿cómo dirigir nuestra elección? El factor primordial en esta pregunta será si lo queremos dentro de la farmacia o de cara a la calle para impactar a todos los viandantes que sea posible. Por luminosidad quien tiene las de ganar en esta apuesta son las pantallas LED pues su baza principal respecto a los monitores es la capacidad de iluminar, así pues, si la farmacia se ubica en una calle muy soleada o simplemente soleada nuestra elección debería ser una pantalla LED puesto que los LED se miden principalmente en lúmenes.

Si nuestro escaparate se encuentra en un interior, como podrían ser una galerías comerciales con un monitor habría más que suficiente puesto que la luz artificial en nada dificultará la visión del mismo.

En el caso que querer instalar la pantalla en un interior la apuesta principal sería un monitor por motivos de iluminación, puesto que al iluminar mucho menos no molestaría a todos aquellos que estuvieran dentro de la farmacia. Otro factor puede ser el espacio, sólo tenemos un espacio concreto o queremos rellenar un espacio de unas dimensiones especiales. En este caso los monitores siempre son generalmente a medidas fijas pero las pantallas LED son modulares con lo que se puede adaptar a cualquier medida, incluso existe un tipo de LED específico para interior que tiene menos lúmenes de lo habitual que se puede usar en módulos y ser movido dependiendo de las necesidades o la estacionalidad.

Y la definición, ¿qué pasa con la definición?
En este caso, el monitor hoy en día tiene una definición superior a la pantalla LED puesto que pueden llegar a 4k (P0.2, mientras que las pantallas LED pueden llegar al P2 (10 veces menos de resolución, que técnicamente es la distancia entre píxeles, a menos distancia entre ellos mayor definición. Y con un pixel pitch menor, tendrás una imagen más nítida y definida. Aun así los contenidos para pantalla LED se hacen a medida y siempre resultan muy atractivos para todos los viandantes que circulan por delante de la farmacia. Al tener más imagen y color que texto.

Otro factor a tener en cuenta es el tamaño que quieres rellenar. Si quieres tener un gran espacio a cubrir (más de 2m2) casi siempre es más recomendable la pantalla de LED, al ser más barata y viable que el Monitor, que cuando hablamos de tamaños superiores a 55” de gama profesional, el precio es superior a la de la pantalla de LED. Aunque la pantalla de LED, al tener el tamaño entre pixels más grande que la del MONITOR, necesita que la distancia mínima para ver el contenido digital de la pantalla de LED sea superior que la del MONITOR. Así que aunque instales una pantalla de P2,5 (la de mayor definición de Pantalla LED), siempre necesitarás un mínimo de 2 metros entre la pantalla y el cliente que mira la pantalla para ver el contenido con calidad. En cambio, en un monitor puedes estar a menos de 1 metro incluso. Importante a tener en cuenta en tu decisión final.

Esperamos haber desvelado todas las dudas, y de no ser así siempre estaremos a vuestra disposición para profundizar más en cualquier de estos temas.